tienda-de-peluches

Sin categoría

Un regalo para toda la vida

27 Nov , 2017  

Cuando tenía cuatro años mi mamá llego a casa, después de un largo día de trabajo, con un precioso oso, que yo pensé que había comprado en una tienda de peluches y era para mí. Estaba tristemente equivocada, en realidad era un regalo que le habían dado por un intercambio de regalos, por fechas navideñas, y no me lo quería dar.

 

No lo recuerdo bien, pero mi padre y mi abuela, dan testimonio que lloré hasta que me el oso fue mío, aunque no fue mi mamá quien cedió, sino su marido. Quien, con el argumento de que, en los primeros años de vida, los niños necesitan estímulos especiales y que su princesa necesitaba en específico ese oso; le arrebató el muñeco -porque no quería dármelo- a mi mamá y me lo dio.

 

Dormí con ese oso durante demasiados años, aunque en ocasiones se lo tuve que prestar a mis odiosos hermanos -que no se conformaban con los peluches que ya tenían-; es uno de los objetos que más valor tienen para mí y lo sigo resguardando como si fuera de oro. Aunque, en realidad  nunca fue perfecto, ya que uno de sus ojos está cocido un poco más arriba que el otro.

 

Mi osito, fue lo más preciado que tuve durante mi infancia; fue mi confidente, mi protector, mi aliado y mi amigo. Por eso entiendo la importancia que tienen los muñecos de peluches -igual que mi papá- en los primeros años de vida de niños y niñas. Así que actualmente que nacerá uno de mis sobrinos, estoy decidida regalarle un oso.

Mi madre me ha dicho que le de el mío, creo que solo se quiere vengar porque yo se lo quite, a lo que me negué rotundamente. Mino -el nombre de mi oso- es mío y sólo mío, así que este fin de semana he corrido a Diansi, para comprar el peluche perfecto para mi futuro sobrino o sobrina. También he aprovechado y compré un vaso entrenador para bebé, unas preciosas pantuflas y un set para comer; todo en la misma tienda.

 

¡No hay duda de que ese precioso mini humano tendrá la mejor tia del mundo! Ya nos veo cuando crezca; lo llevaré a Six Flags, al billar, de compras, lo llenaré de juguetes y un motón de cosas más.

 

¿Tú tienes sobrinos? En la caja de comentarios cuéntame cómo los consientes y no te olvides de COMPARTIR y DAR MANITA ARRIBA.

 

¡Hasta la próxima!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com