eventos-infantiles-insurgentes

Sin categoría

¿Cómo festejar a tu hijo? [Aquí]

2 Ago , 2017  

Hola a todos los que están visitando mi blog. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

Hace poco fui a la fiesta de cumpleaños de mi sobrino —apenas estaba cumpliendo tres añitos— y es un pequeño señor atrapado en el cuerpo de un bebé. Tuvimos que buscar eventos infantiles insurgentes para conseguir el lugar perfecto, envolver miles de dulces para los regalitos de los afortunados niños, llegar más temprano para acomodar todo y recibir a los invitados. Éstas son las desventajas que se tienen al ser una familia tan unida que se apoya en todo, te vuelves en el equipo de respaldo, los empelados gratuitos, y sinceramente, es muy bonito.

comeplay

Al final todo resultó ser perfecto, mis primos contrataron a las mejores hamburguesas infantiles, había juegos para niños de todas las edades, animadores que los cuidaban y entretenían. Los papás podían estar tranquilos, platicando, mientras todos los infantes revoloteaban como locos, corriendo, sudando, aventándose en las pelotas, jugando futbol. Mi sobrino, quien como les comentaba es lo más cercano a un señor, también estaba muy feliz corriendo y brincando.

Les explicaré por qué menciono que es un señor. Es un bebé al que no le gusta estar desarreglado, odia estar sucio o que sus pantaloncitos se levanten, le fascina tener su sobrero en la cabeza, y cuando baila lo único que hace es marchar y aplaudir. Asimismo, casi no sonríe, tiene siempre su ceño fruncido, su palabra preferida es “no”, y no duda emplearla en todo momento, cuando lo quieres abrazar, cuando le pretendes dar un beso, o cargar pone su cara enojada, mueve su dedo índice de izquierda a derecha, y grita el no para que entiendas que no tienes el derecho de tratarlo como un bebé. Normalmente —al contrario de mis otros sobrinos— en las reuniones familiares se queda sentadito, muy propio, viendo vídeos en el celular de sus papás.

Por eso el salón de fiestas Comeplay tuvo un efecto mágico en él, por unos minutos se comportó como el niño que es. Claro, seguía sin dejar que la gente le diera besos, pero fuera de eso corrió como nunca, saltó más alto que cualquiera, y su risa inundó el lugar. Y es que la verdad este salón de eventos infantiles tenía su encanto, todos los adultos sonreíamos al recordar nuestra infancia, y cómo nos hubiera encantado festejarla en un lugar así. Todo lleno de colores, globos, juegos, resbaladillas gigantes, y hasta existe un paquete (el que mis primos contrataron), que incluía la clásica piñata, un mago, y todo lo que se necesitaba para hacer la mejor fiesta que un niño de tres años podía tener. La verdad sí lograba sacar el niño interior de todos, y jamás vi algún pequeño que no tuviera en dónde divertirse. Si hasta lograron sacar el bebé escondido en mi sobrino, los creo capaces de alcanzar todo. Sin lugar a duda es el mejor salón de fiestas al que he acudido, y se ha convertido en el preferido de mi familia.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com